tf3 soluciones técnicas industriales

tf3 soluciones técnicas industriales s.l.

tf3 soluciones técnicas industriales

BIOMASA

La bioenergía o energía de biomasa es un tipo de energía renovable procedente del aprovechamiento de la materia orgánica e industrial formada en algún proceso biológico o mecánico, generalmente es sacada de los residuos de las sustancias que constituyen los seres vivos (plantas, ser humano, animales, entre otros), o sus restos y residuos.

 

El aprovechamiento de la energía de la biomasa se hace directamente (por ejemplo, por combustión), o por transformación en otras sustancias que pueden ser aprovechadas más tarde como combustibles o alimentos.

 

Se trata, por tanto, la materia orgánica susceptible de ser utilizada para obtener de ella una energía calorífica. Para hacernos una idea podemos estimar que 2 Kg de pellet aportan la misma energía calorífica que 1 litro de gasoil. Teniendo en cuenta que el pellet suministrado a granel puede costar 0,25 euros, y por lo explicado anteriormente 0,5 euros de pellet nos dan la misma energía que 1 litro de gasoil que esta aproximadamente a 1 euro. El ahorro por lo tanto actualmente se encuentra en el 50% con respecto a una caldera de gasoil.

 

Los tipos de biomasa para usos caloríficos que hay en el mercado son:

 

- LEÑA :Es la forma mas antigua y conocida por todos para calentarnos. Su capacidad calorífica depende del tipo de leña que sea y de su contenido de humedad. De todas formas, y de manera general se podría decir que 2,5 Kg de leña equivalen a 1 litro de gasoil.

 

- PELLETS: El pellet es un tipo de combustible granulado alargado a base de madera. El pellet se fabrica mediante prensado de serrín donde la propia lignina hace de aglomerante. Son pequeños cilindros de madera  de 6 mm de diámetro por 25 mm de largo. Es muy importante que el pellet tenga estas medidas ya que las calderas pueden sufrir averías si se utiliza pellet de distinto tamaño. La madera procede de diversos sitios pero básicamente de subproductos como serrines de las Industrias, restos de podas etc.

 

El prensado de la madera triturada se hace por alta presión y por ello no es necesario añadir colas u otros aditivos no naturales, la propia lignina que tiene la materia orgánica será la encargada de actuar como aglomerante y sostener la forma del cilindro.

 

- ASTILLAS Y OTROS: Otros tipos de combustibles de biomasa empleados son la cascara de almendra, hueso de aceituna y otros subproductos agrícolas abundantes en otros regiones de España y que por lo tanto tienen que ser tenidos en cuenta para proyectos en esas zonas.

 

ESTUFA DE PELLETS, LEÑA O BRIQUETAS

 

Cuando hablamos de estufas, pensamos en un producto que se encaje perfectamente con la decoración de los salones de las viviendas mientras que disfrutamos del ambiente relajado que nos brinda un buen fuego de fondo. Ese fuego nos reporta además un calor seco y rápido a un precio muy competitivo.

 

La estufa de leña actual tiene como ventaja que aumentamos el rendimiento de la combustión con respecto a una chimenea antigua sin puerta pero como es lógico requiere de un mayor control por parte del usuario ya que la autonomía del fuego es reducida y su limpieza debe ser más frecuente.

 

Por otro lado,  la principal ventaja de la estufa de pellet es sin duda su autonomía y mayor limpieza. Asimismo, nos permiten poder programar semanalmente la estufa para poder encenderla y apagarla de manera totalmente automática incluso con un mando a distancia y/o con un termostato ambiente.

 

Las estufas de briquetas son como las de leña pero en este caso lo que quemaremos en su interior son una cilindros grandes (del tamaño de la leña) pero hechos de serrín prensado como el pellet y tiene como ventaja añadida a las estufas de leña que se puede cargar con varias briquetas y la autonomía es mucho mayor.

CALDERAS DE BIOMASA

 

Las calderas de biomasa son de aspecto similares a las calderas convencionales salvo que en lugar de quemar gasóleo o gas queman biomasa: leña, pellets, etc

 

La diferencia fundamental entre la estufa y la caldera de pellet es que la cadera está diseñada para instalarse en una sala de máquinas y por lo tanto no se ve el fuego en su interior, además se diseña con mayor aislamiento para que no se pierda el calor en la sala de máquinas procurando que el calor producido se lleve al circuito de radiadores o suelo radiante.

 

Con respecto a las CALDERAS DE PELLETS , los aspectos más importantes a tener en consideración son:

 

- TIPO DE SILO: Las calderas más económicas llevan incorporado el silo, llevan unas pequeñas tolvas metálicas mientras que las calderas de gama alta suelen instalarse con silos textiles o de obra donde la acumulación de pellet es en toneladas.

 

Como norma general podemos estimar que las necesidades de acopio de pellet son el doble que las que necesitaríamos con gasoil.

 

- RENDIMIENTO: Desde las más básicas con un rendimiento del 80% hasta las más modernas calderas de biomasa con tecnología de condensación con un 105% de rendimiento.

 

- MANTENIMIENTO: Este es sin duda el punto clave de las calderas de biomasa. Quemar pellet conlleva quemar biomasa y esto genera gran cantidad de residuos como por ejemplo las cenizas. Es muy importante que el usuario sepa que los modelos más económicos requieren mucho más mantenimiento que los modelos mas sofisticados. Hay que saber que los modelos avanzados disponen de limpiezas interiores automáticas, compactadores de cenizas, etc que hacen que las labores de mantenimiento se reduzcan al mínimo.

 

¿Cuándo nos decatanríamos por una CALDERA DE LEÑA? Sin duda, cuando el clientes dispone de leña a buen precio o incluso gratis.

 

Actualmente existen en el mercado las calderas de leña de gasificación o de llama invertida que se diferencian de las calderas clásicas en que tanto el rendimiento como la autonomía aumentan.

 

La gasificación consiste en que al realizarse la combustión a temperaturas tan altas, se da lo que se conoce como gasificación de la leña, esto contribuye a reducir el consumo de combustible y mejora el funcionamiento desde el punto de vista ecológico. En este tipo de calderas también se hace uso de un ventilador, que proporciona una sobrealimentación de aire primario y secundario. Así se logra una llama de combustión inversa, que aspira los gases quemados y hace que la combustión sea de calidad con una llama muy estable.

 

Gracias a la tecnología de la llama invertida se puede incluso regular la potencia entregada por la caldera aunque se recomienda siempre su uso combinado con acumuladores de inercia que actúan como reservorios de energía calorífica para usarla en los momentos en los que a lo mejor la caldera está apagada pero que se necesita calentar la casa por ejemplo por la noche.

 

En cualquier caso son instalaciones relativamente económicas y que aprovechan un combustible que afortunadamente en nuestra comunidad autónoma se encuentra con relativa facilidad.

Inicio

Consultas

© 2013 by TF3 Soluciones.  All rights reserved.

Aviso Legal

Contacto

Diseño y Alojamiento

Ourentec

Luscofusco